Información sobre seguros de salud para ciudadanos

El CoMB pone a disposición del ciudadano la Oficina de Información al Ciudadano (OIC) que informa sobre los seguros sanitarios sobre dudas relativas a la prestación de las coberturas de las diferentes pólizas de salud.

Al contratar una póliza de salud hay unas pautas a considerar:

  • Solicitar información al médico de confianza.
  • Solicitar información a diferentes entidades y comparar las diversas ofertas de prestación de servicios médicos. Cada persona y entorno familiar debe valorar las diferentes opciones que ofrece el mercado en función de sus necesidades.

¿Qué se debe tener en cuenta como usuario cuando se contrata un seguro privado de asistencia sanitaria?

  • Conocer la cobertura del seguro (cuadro médico, especialidades, pruebas específicas, días de ingreso hospitalario, días en la UCI/UVI, etc.).
  • ¿Qué servicios contempla la póliza como algunas pruebas diagnósticas.
  • ¿Qué prótesis quedan cubiertas y si hay que pagar alguna.
  • Conocer los tipos de carencia , el tiempo de ésta y para qué prestaciones se aplica.
  • Si es de cuadro médico abierto (reembolso) o cerrado. Si es cerrado, comprobar si los médicos de referencia del usuario forman parte de este.
  • Si la entidad dispone de un cuadro médico amplio que permita elegir el médico o centro médico.
  • Si la entidad proporciona un cuadro médico estable en el tiempo, que garantice la continuidad asistencial .
  • ¿Qué centros hospitalarios o médicos quedan cubiertos.
  • Si disponen de asistencia internacional en caso de necesidad.
  • Cómo se incrementa anualmente la prima. ¿Cuál es la política de incrementos para las personas de más edad.
  • Si la póliza es o no de copago (tasa a pagar por cada acto médico realizado).
  • Saber si hay penalización en caso de un uso frecuente de los servicios médicos.
  • En el momento de contratar, si se aplican descuentos por número de miembros de una misma familia.
  • Política de admisión de la compañía: exclusiones para enfermedades y en función del sexo y edad del asegurado.
  • Conocer cuáles son los motivos de baja de la póliza por parte de la aseguradora.
  • A la firma del contrato, las enfermedades preexistentes , ya sean congénitas o adquiridas, pueden quedar excluidas así como las secuelas de estas. Hay que saber qué queda cubierto.
  • En el momento de la contratación, tendremos que rellenar un cuestionario de salud para calcular la prima y redactar las condiciones particulares de la póliza.
  • Que la compañía facilite al máximo los trámites administrativos, agilizando el trabajo del médico y del paciente.
  • En la mayoría de pólizas el precio y las prestaciones que se ofrecen están directamente relacionadas. En los seguros de bajo coste hay que leer con atención que ofrecen y qué coberturas limitan.